Boletín de Novedades
Subscríbase a nuestro boletín y reciba todas nuestras novedades.
Pulsiones y desarrollo cultural - Lugar Editorial

Pulsiones y desarrollo cultural

Formato 23 x 16 cm
304 páginas
Edición :1ra. edición
Año Pub :2016
ISBN :978-950-892-524-4

AR$365.00

comprar el libro

Puedes ver Gratis parte del contenido del libro

hojear el libro
 
Formulario de compra

Completa el formulario y un operador de la editorial se estará comunicando contigo para hacerte llegar el libro

Tema/s: PSICOANÁLISIS;
Reseña

En su relación con el psicoanálisis, el autor propone que el hombre no es solo la continuidad de la animalidad, sino la cualificación de aquella como nueva integración de la materia viva. La humanidad tiene dos fundamentos: la continuidad del desarrollo de la naturaleza y la cultura, que diferencia a la animalidad humana de la que no lo es. Yako Adissi sostiene que si el instinto está estrechamente relacionado con el entorno natural, la pulsión, expresión de la estructura intelectivo-afectiva, interviene en el desarrollo cultural y puede ser ennoblecida, tal como lo destacó Freud.

El autor destaca la importancia de la transformación del instinto en pulsión en el desarrollo de la cultura, habida cuenta de que Freud sostiene que aquella es consecuencia de la sofocación de las pulsiones y que, asimismo, da lugar a comprender que su contrario es también factible. Si al llegar a su exilio dijo que solo había abierto algunas puertas, se debe aceptar que su obra es referencial, no reverencial.

En la concepción freudiana sobre la sexualidad femenina, la sexualidad humana secundarizó su disposición procreativa en función de la dinámica deseante, motivadora de la fantasía y generadora del erotismo, cuya máxima expresión le asigna a la mujer un rol esencial en el desarrollo de la sexualidad. Sostener que la mujer envidia el genital masculino es expresión de sometimiento a imperativos categóricos que intentan desvitalizar y erradicar el lugar necesario que debe ocupar en el desarrollo de la cultura.

En este libro se relaciona la violencia como manifestación de la perversidad, se destaca que el poder no solo manifiesta fortaleza, sino también potencia y posibilidad para desarrollar la humanidad al aceptar la presencia de la alteridad. Adissi discurre sobre las distintas denominaciones de patologías, que no son neuróticas ni psicóticas, que son consecuencia de la carencia del ejercicio de las funciones materno-paternas. Trata la diferencia entre sugestión y transferencia, lo que hace a la singularidad del diálogo entre analizando y analista y que posibilite al primero comprender que es vivido por poderes ignotos.